OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

si yo fuera presidente

leave a comment »

si yo fuera presidente, si fuera reina por un día, le daría a toda la gente fea todo el dinero y volvería a escribir el libro del amor: lo haría divertido. eso puede prometer laurie anderson: es una canción y, además, es laurie anderson. pero qué prometes o con qué te comprometes si eres un candidato real a la presidencia de méxico. dudo que nuestros candidatos se hayan inspirado en laurie anderson –una pedante voz insiste en hacerme escribir que dudo que hayan oído a laurie anderson y, poniéndose insoportable agrega: ni que la conozcan– pero así parece. hagamos que el amor sea divertido y el dinero para los feos –que dicho sea de paso, agrega la misma voz de hace un momento, son mayoría. ¿exagero? entre la paz y seguridad de peña nieto y el amor, la felicidad profunda y verdadera de lópez obrador, por ahí andan –sin ironía ni melodía.

claro, me podrán decir que hay diferencias entre los lemas de campaña y las políticas que cada candidato plantea, pero en el fondo no tanto. si la mayor parte de los candidatos desperdician el tiempo que –pongámonos estrictos– les regalamos en los medios repitiendo lugares comunes y prometiendo cumplir nuestros deseos ni siquiera más secretos, sino los más públicos y convencionales, acaso no tienen mucho más que decirnos. 

hay promesas, que en el fondo, de tan simples, son similares: seguridad, igualdad y bienestar económico, atender el problema de la educación. ¿cómo? de acuerdo, treinta segundos en la tele o minuto y medio en el cine no alcanzan para definir las diferentes alternativas políticas y económicas para conseguir aquello, así que mejor aprovecharlos en mostrar las bellezas de méxico como hace peña nieto quien de niño seguramente soñó con ser presentadora del canal de las estrellas y no presidente. para encontrar rigor y método en sus propuestas querrán acaso que vayamos a sus libros. ¿en serio? ¿imaginan que el mexicano promedio, el grueso de quienes, descontada la abstención, votarán por ellos, se pondrá a revisar tan sesudos textos? ni siquiera una mayoría entre quienes tenemos el tiempo y la posibilidad lo hará. yo no lo he hecho ni pienso hacerlo. ¿estamos por tanto condenados a una campaña de cursilería y lugares comunes?

ni siquiera en sus sitios en la red, a los que tenemos acceso un cuarto de la población, presentan todos los candidatos con claridad los modos, las estrategias políticas con las que piensan cumplir esas promesas. si vemos el sitio de peña nieto, por ejemplo, el primero de sus grandes compromisos nacionales –”recuperar la paz y la libertad”– será cumplido mediante una “estrategia nacional para reducir la violencia” que consensará –neologismo que no hay que reclamar a peña nieto si consensuamos que es poco probable que él lo haya escrito– “con todos los actores y sectores de la sociedad, en la que se fortalezca la prevención, se construya una policía profesional y cercana a la gente, se implemente el sistema de justicia penal acusatorio oral en todo el país y se fortalezca la cooperación internacional en la materia.” de acuerdo, puede que esa sea la estrategia, pero no se nos aclaran las tácticas. cuando afirma que la estrategia para disminuir la violencia será discutida con todos los actores y sectores de la sociedad, ¿está pensando también en los narcotraficantes? ¿en qué términos se discutirá con ellos? ¿o no son ni actores ni sectores de la sociedad por el hecho de actuar fuera de la ley?

la seguridad también es el primer punto –pilar, les llama– de vazquez mota –¿y cómo no, si las campañas apelan a los sentimientos de la nación y no a las probables ideas de quienes la formamos?– y se puede descargar un documento de 54 páginas ciertamente mucho más específico y claro que las vaguedades que peña nieto traduce en compromisos firmados ante notario.

el sitio de lópez obrador es el de un predicador –como lo apuntó jesús silva herzog márquez. no explica : advierte. es probable que tenga sus estrategias políticas más claras que el resto de los candidatos –de hecho ya gobernó al país aunque fuera de manera virtual– pero no las muestra al menos en su sitio oficial.

ah, quadri. sí, ahí están sus estrategias y explicadas mejor que peña, sin duda. pero cuando tu objetivo no puede ser otro que alcanzar el mínimo para mantener el registro del partido de la gordillo, ¿para qué detenernos?

en fin. ya se qué toda esa banalidad no es privilegio mexicano, que es consecuencia de la sociedad del espectáculo en que vivimos. pero si de espectáculos se trata, prefiero volver a oír a laurie anderson cantando que si fuera presidente o reina por un día, le daría todo el dinero a los feos y volvería a escribir el libro del amor para que fuese más divertido.

Anuncios

Written by ahgalvez

07/04/2012 a 13:47

Publicado en Uncategorized

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: