OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

algunas notas sobre los 132

with 3 comments

no he leído todo pero si un poco de todo sobre el 132. desde furibundos inquisidores que acusan confabulaciones de la más extrema izquierda, hasta quienes lo ven como parteaguas en la historia reciente de méxico. no comparto ninguna de esas visiones pero me inclino más por pensar al 132 como un acontecimiento positivo. he ido a un par de las marchas que han organizado –la que empezó como concentración en la estela de luz y la que fue del zócalo al ángel y reunió a más de 90 mil personas– en tanto observador que simpatiza con algunas de sus ideas. he visto cómo se suman en el camino grupos que a en otras circunstancias serían incompatibles. no sólo a los del poli gritando goyas a los de la unam que responden con huelums, sino a ambos grupos proclamando su apoyo a la ibero, a rancios sindicalistas que muchos abuchean cuando les estorban su camino habitual y a señores y señoras cuarentones paraa los que el entusiasmo juvenil de los sesentas era una anécdota de hermanos mayores o películas y documentales. los he oído repetir consignas que tal vez envejecieron hace más de 40 años, desde la parisina exigencia de lo imposible hasta los cánticos a un che más de santoral de la izquierda que de libro de historia. aquí algunas notas sobre los 132.

apolíticos. así se declararon en un principio. declaración ambigua y en el fondo equivocada pero que se entiende como consecuencia del creciente rechazo a los poíticos, como los llama gabriel quadri. hemos oído a muchos políticos decir de algún asunto, especialmente si resulta complicado, que sería mejor que no se politizara. del mismo 132 se dijo lo mismo: “esperemos que no se politice.” cuando, finalmente, el problema es precisamente el contrario: se tratan temas políticos como si fueran meramente asuntos sociales, económicos, de seguridad o de salud, entre otros. sin embargo, uno de los problemas del 132 es que, aceptando ya su condición política, no saben bien de qué tipo de política estamos hablando. se entiende. las nuevas técnicas de comunicación acelerada alteran nuestras nociones de la política y lo político –como lo hicieron otras técnicas tan diversas como la plaza pública transformada en ágora o el radio y la televisión como medios de información y propaganda. tales nuevas técnicas hacen posible al tiempo que exigen otras formas de organización para el movimiento de los 132. es más, habría que cuestionarse su condición como organización política.

hace poco alvaro enrigue comentaba en un tuit que el 132 parece más un fenómeno meteorológico que una organización política. es cierto y es más que una metáfora. como una nube, su acción depende de varios factores que la condicionan: la densidad que alcance y la presión del medio exterior, por ejemplo. no hay un orden jerárquico: no hay una gota que grite a la carga y a la que todas sigan precipitándose. es algo más complejo. por supuesto las metáforas seudocientíficas de organizaciones complejas y procesos emergentes llegan hasta un punto. las gotas no tienen retroalimentación constante de lo que piensa cada una de ellas. sólo les importan sus vecinas. el ágora es también como una nube con la diferencia que los participantes tienen mayor movilidad y pueden intercambiar información más compleja. algo que, se ha dicho, la democracia representativa canceló o de menos complicó –si hubiera que continuar con la metáfora habría que decir que ésta oscila entre el líquido y el hielo, más que comportarse como nube. los nuevos medios abren la posibilidad –y por supuesto esa apertura no garantiza que se cumpla– de distintas formas de organización. formas que implican una política acelerada que si bien puede hacernos llegar más rápido, también puede descarrilarse con mayor facilidad. la indecisión entre consultas en tiempo real vía tuiter o asambleas de representantes a puerta cerrada muestran la dificultad que tienen para encontrar qué prácticas políticas les sirven para darse forma.

apartidistas. muchos no creen que los 132 sean apartidistas. si rechazan a un candidato casi unánimemente y apoyan a otro mayoritariamente su pertenencia a un partido es evidente, piensan algunos. falso. muchos votamos en el 2000 por fox para sacar al pri de los pinos y no por comulgar con la ideología panista. a pesar de lo que algunos piensan y de los intentos –al parecer algunos si malintencionados– por demostrar ligas y complots, la toma del movimiento por organizaciones y partidos de izquierda. no me parece una hipótesis creíble, por lo mismo anotado más arriba: no se trata de un movimiento sino del posible germen de varios que se unifican momentánea y provisionalmente y –para volver a la metáfora meteorológica– tanto por causas internas como por presiones externas. que los 132 tomen partido no quiere decir, necesariamente, que un partido los tome a ellos. los 132 no tienen una ideología, tienen muchas.

antipeña. en el principio fueron los reclamos a peña y los gritos ¡fuera, fuera, fuera! luego vino la reacción lenta o clara tergiversación de parte de algunos medios. eso macó los dos objetivos primordiales de los 132. después hubo deslindes. algunos prefirieron definirse como neutrales en relación a los candidatos a la presidencia, asumiendo al igual que algunos hacia afuera, supongo, que la negación a una candidatura implicaba necesariamente la afirmación de otra: estar contra peña era estar con lópez obrador. también es falso. existe también la negación pura, sin contraparte afirmativa. por supuesto, siendo estratégicos y pragmáticos, si un objetivo es evitar el regreso del pri al gobierno federal, la manera más efectiva de lograrlo es apoyando a quien más posibilidades tenga de vencer a peña. las encuestas parecen cambiar continuamente pero, hasta ayer, el segundo lugar era lópez obrador y apoyarlo era simple consecuencia de la animadversión a peña.

¿por qué esa animadversión? como escribió ayer jesús silva herzog márquez, algo tiene que ver más con los fantasmas del pri que con el actual. tlatelolco o el jueves de corpus, las devaluaciones, nacionalizaciones y privatizaciones consecutivas, el autoritarismo del poder central, toda esa historia del pri no podría repetirse tan fácilmente pues hoy las condiciones son distintas. pero esa historia no es algo que los priistas  hayan –y discúlpese la resonancia católica– expiado. ninguno en el nuevo pri señala las faltas del viejo pri. peña se deslinda y respeta. el nuevo pri, por otro lado, no es tampoco un dechado de virtudes. de coahuila a veracruz, parece haber evidencias de mañas y prácticas muy desaseadas.

antitelevisa. si los medios hubieran informado de otro modo tras la visita de peña a la ibero tal vez ni siquiera estaríamos hablando del 132. hubo información editada, manipulada e incluso absolutamente falsa, como en el caso de la organización editorial mexicana – “peña triunfa en la ibero pese a intento orquestado de boicot”, se repitió en la primera plana de varios soles de la república. muchos se preguntan por qué todos apuntan a televisa e ignoran a azteca, a ciertos diarios o incluso a quienes informan inclinándose al otro lado, como la jornada o proceso. la pregunta es necia: hay que escoger bien al enemigo. televisa es más grande, más vieja y también, paradójicamente, más abierta a recibir esas críticas. su historia, como la del viejo pri, la hace blanco fácil –como las famosas frases del tigre declarándose soldado del pri o justificando hacer televisión jodida para un país de jodidos.

hay que entender además que televisa –y su clon degradado azteca– no sólo son responsables de apoyar a un candidato y tergiversar la información –una percepción generalizada más que un hecho probado documentalmente, es cierto. hay algo peor. son responsables, y en mayor grado, de cierta pobreza de la imaginación nacional –lo que ciertamente no abona a la democracia. ¿se soluciona eso democratizando los medios? depende qué se entienda por eso. por supuesto no tiene sentido pretender una intromisión ni del estado ni de organizaciones civiles en las decisiones de una empresa privada, como son las televisoras, las estaciones de radio o la prensa. pero una pluralidad de medios –lo que hasta ahora no se ha dado en gran parte por la oposición de quienes controlan la mayor parte de los medios hoy– que implique mayor competencia puede generar, de paso, mayor calidad. no es una idea ni revolucionaria ni particularmente de izquierda. basta comparar la televisión en estados unidos, donde hay gran competencia entre cadenas, con la mexicana, mala y repetitiva.

¿hace lo anterior de los 132 el movimiento que cambiará el curso de la política nacional? probablemente no. pero sí modificará la manera en que se entienda y organice un movimiento político, la relación de esos grupos con los políticos oficiales y el uso de la información y los medios en relación al poder, lo que no es poca cosa.

Anuncios

Written by ahgalvez

19/06/2012 a 16:50

Publicado en Uncategorized

Tagged with

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Esta es probablemente la mejor síntesis del movimiento 132 que he leído…Muy Bien!!!!

    iomonasterio

    19/06/2012 at 18:33

    • El que transgiversan la información a favor de un candidato no es una opinión, ahí están los artículos de the guardian y los cables en wikileaks.

      gmo

      19/06/2012 at 23:44

  2. Me recordaste a Dawkins con sus abandonos a las metáforas cuando ya no alcanzan.

    Del 132, que vengan y que vayan influencias políticas, mientras mantengan la mezcla al interior como fuente de nuevas ideas y no terminen vendiendo su capacidad de movilización. Son jóvenes que intentan ver al país, pero desde el “mostro” que es el DF, obviamente, la visión izquierdista prevalece. No hay de que asustarse.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: