OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

sin lugar para la basura

leave a comment »

una campaña que recuerdo de mi lejana infancia fue aquélla del ponga la basura en su lugar. además de la cancioncita, fea pero pegajosa, en aquellos años la ciudad fue amueblada con grandes tambos pintados de verde —¿o eran anaranjados?— con la leyenda repetida casi como mantra: ponga la basura en su lugar. eran los años —un poco antes o un poco después— en que hank gonzález transformó radicalmente la ciudad con sus ejes viales —resultado de ese mandamiento de los dioses locales que sustituyó al dado por jehová: amaras al coche sobre todas las cosas— y que, además de un sistema de transporte público bien estructurado —en cada eje vial habían dos carriles destinados a transporte público: delfines, ballenas y troles— o un sistema de señalización simple pero efectivo —el color de los letreros indicaba la dirección: negro sobre amarillo en los ejes norte o sur cuando se iba hacia el poniente, amarillo sobre negro si al oriente; rojo sobre blanco en los ejes poniente u oriente si el sentido iba al norte, blanco sobre rojo si iban al sur—, tenían botes de basura en cada esquina.

hoy los botes de basura parece excepción. hace un momento compré un café en la esquina de moras y parroquia. al llegar a la siguiente esquina, moras y félix cuevas —eje 7 sur, para quienes aprendimos aquella nomenclatura—, ya había terminado el café y tenía un vaso vacío en la mano —además de un librito, un lápiz y mis lentes. caminé cuatro o cinco cuadras hasta la estación del metro “hospital 20 de noviembre” sin encontrar ningún bote de basura. esperaba encontrar uno al entrar a la estación de la línea 12, inaugurada hace menos de un año. no hubo ninguno. me bajé dos estaciones adelante, y caminé de nuevo por eje 7 hasta división del norte y luego por esa calle las 4 o 5 cuadras hasta mi casa, donde al final pude tirar el vaso. en algún momento pensé en tirarlo en la calle. no sabía si hacerlo discretamente —como quien abandona algo que no quiere— o descaradamente, con un gesto de enojo: un acto no de desobediencia civil sino, al contrario, en memoria de aquél entrenamiento infantil que me enseñó que había un lugar para la basura. no pude de ningún modo. un reflejo casi pavloviano me impedía abrir el puño y soltar el vaso. eso está mal —decía una voz en mi cabeza mientras de fondo oía la tonada del ponga la basura en su lugar.

la falta de botes de basura en una calle que acaba de ser remodelada —al mismo tiempo que se hizo la nueva línea del metro, donde tampoco hay botes para la basura— no es un olvido menor. sumemos que en muchas, muchísimas calles no hay pasos peatonales pintados —ya ni esperar que sean respetados por los automovilistas— o que sigue habiendo cruces en calles de circulación rápida sin semáforos o señalización clara, el estado de las banquetas, que por falta de mantenimiento, apropiación ilegal —y no sólo de “ambulantes” sino tanto o más de comerciantes establecidos o simples vecinos—, privilegio del auto —estacionándose o con rampas de proporciones casi teotihuacanas para poder entrar a la cochera—, resultan intransitables —y ni hablar de las condiciones para personas que caminan con dificultad, que usan silla de ruedas o que ven poco o nada— y con escasos lugares para sentarse a la sombra o guarecerse de la lluvia . todo eso es resultado, me parece, de una ciudad que está pensada con las patas pero no para quienes las usamos: no para el peatón, no para el transeúnte, no para el paseante. que ya no haya lugar para poner la basura va junto con pegado, pues, con que ya no haya lugar para quien camina, con que la calle ya no sea espacio público sino mera vialidad. para poner la basura en su lugar, tendría que haber primero un lugar para nosotros mismos.

Anuncios

Written by ahgalvez

15/06/2013 a 16:52

Publicado en Uncategorized

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: