OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

¿quién soy yo para juzgar a los gais?

leave a comment »

ése es el título de una entrevista aparecida hoy en el país: parece que eso respondió, al salir de brasil, el papa francisco. he visto hoy varias veces esa frase citada y publicada en tuiter y otros medios, como si marcara una posición distinta si no de la iglesia católica sí de su principal representante. y confieso que no entiendo por qué las fanfarrias. sí, es un respuesta moderada y que, en cierto sentido, no condena del modo que lo hacían sus antecesores —¿quién soy yo para juzgar a los gais?— pero precisemos: no estamos oyendo a un papa hablando ex cátedra o revocando y renovando dogmas. en el pasillo de su avión, lo que bergoglio dice no cambia en nada lo que los anteriores han dicho. “si una persona es gay, y es de buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?” habría que preguntarle qué es, para él, ser de buena volutnad. porque en la misma entrevista dice que “la iglesia se ha expresado ya perfectamente sobre eso, no era necesario volver sobre eso, como tampoco hablé sobre la estafa, la mentira u otras cosas sobre las cuales la iglesia tiene una doctrina clara.” ojo: sobre la homosexualidad, como sobre la estafa y la mentira, la iglesia tiene ya una postura clara: que están mal, lo sabemos. y agrega que “no era necesario hablar de eso, sino de las cosas positivas que abren camino a los chicos.” de nuevo : no es necesario hablar de eso sino de cosas positivas —la homosexualidad, supongo, no lo es— que abren camino a los chicos —la homosexualidad, supongo, no lo hace. “además —sigue el papa— los jóvenes saben perfectamente cuál es la postura de la iglesia.” es decir: para qué me preguntan a mi lo que piense:  no importa lo que yo —el papa: ¿quién soy yo para juzgar?— o cualquier otro piense sino la postura oficial de la iglesia —que es una verdad incuestionable. el asunto ya es cosa juzgada: está mal. así cuando le pregunta algún reportero, insistente, “¿pero cuál es su postura en esos temas?”, bergoglio responde: “la de la iglesia, soy hijo de la iglesia,” confirmando que no tiene postura, o que si la tiene no importa. así que, si alguno intuyó un cambio, será sólo un cambio de tono, pero no de fondo. nada que aplaudir, pues.

Anuncios

Written by ahgalvez

29/07/2013 a 18:19

Publicado en Uncategorized

Tagged with

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: