OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

consuelo de pocos

with 2 comments

la semana pasada en el periódico el universal aparecieron varios artículos que se centraban en la gestión de consuelo saizar en el conaculta el sexenio pasado. principalmente en los proyectos arquitectónicos que promovió, como el centro cultural elena garro, los estudios churubusco, la cinética y el museo del cine o la ciudad de los libros y la imagen. la serie remató con un artículo sobre los contratos que, sin mediar licitación alguna, saizar asignó directamente. se esperaba el resultado de la auditoría superior de la federación que, finalmente, se publicó el viernes. ante las críticas y cuestionamientos, saizar recomendaba leer el reporte de la asf. genaro lozano, por ejemplo, incluso la felicitó por los resultados.

la verdad es que entre los tres resultados de la auditoría —que no revisó ni los proyectos arquitectónicos inconclusos ni el caso de los contratos por asignación directa a quienes se supone eran conocidos o amigos de saizar— uno al menos detectó un proyecto no cumplido, con un desfalco de 350 millones de pesos, que, según la jornada, en su momento saizar anunció con bombo y platillo. el reporte de la auditoría concluye así : “la asf concluye que, en términos generales y conforme a la muestra auditada, conaculta no cumplió con las disposiciones normativas aplicables.” nada por qué felicitar, pues.

pero, más allá de esos resultados y teniendo en cuenta que lo otro —los proyectos arquitectónicos— no fueron sujetos de auditoría, bien vale reconsiderar las evidencias: en general lo que plantean los artículos del universal no es mentira, esos proyectos no se han terminado y en algunos casos la calidad de la obra deja mucho que desear. peor aun: dudo que ninguno de esos proyectos haya sido el resultado de una planeación clara sino más bien motivados por el capricho. fueron, ya lo he dicho, ocurrencias hechas a las carreras para las que no hubo, lo sabemos, concursos —aunque la administración de saizar justificó la manera legal de hacer las asignaciones.

“la corrupción ha sido el gran urbanista de méxico” —escribió hace poco jesús silva-herzog márquez. y corrupción no es sólo el mal manejo del dinero público —que parece sí lo hubo— sino también la falta de responsabilidad con la que se manejan estas obras. que una funcionaria decida, sin más, hacer algo que a su juicio es útil y necesario —para que su memoria quede escrita en la historia nacional con piedra o concreto— y le encargue a algún arquitecto —que entre la ingenuidad y el cinismo resultamos presa fácil de esas tentaciones— una obra innecesaria, planeada, proyectada y construida con prisas y, muchas veces, entregada sin terminar, también es corrupción. “cada año —escribió ayer guillarmo cejudo— las auditorías detectan irregularidades, sobrecostos, materiales distintos a los pagados, desvíos y plazos no cumplidos.”

así pasó y parece que nada pasará. con extrema lentitud y probablemente sin cumplir con las especificaciones de los arquitectos se terminarán algún día las obras encargadas por saizar —y las que se acumulen en este sexenio. se utilizarán como se pueda, porque no se pensó bien el programa o porque no hay nada con qué llenarlas. algunos seguirán aplaudiendo a aquellos funcionarios que, como consuelo saizar, no hizo bien lo que hizo. será porque son amigos, será porque no ven todo lo que hay que ver. yo, a mis amigos, no les aplaudo. se, porque los conozco, que intentaron hacer lo mejor posible y que en muchos casos los atrapó esa maquinaria potemkin de la obra pública. no desconfío de esa honestidad; repruebo la ingenuidad que mantiene al inepto en el poder —hay cosas que habría que hacer públicas para que no se repitan. y es cierto, no es un problema aislado —como escribe cejudo— pero mal de muchos, consuelo de pocos.

Anuncios

Written by ahgalvez

25/02/2014 a 11:48

Publicado en Uncategorized

Tagged with

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Alejandro Hernández publicaba un post sobre la obra construida durante el sexenio anterior por parte de CONACULTA, los proyectos […]

  2. […] el debate. Ya hay dos posturas [consuelo de pocos y arquitectos, centralismo y corrupción], pero ¿no habrá intermedias? Quién designa y quién es […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: