OTRO [MÁS]

el lado b de mi otro blog

Archive for the ‘la campaña de peña nieto’ Category

propuestas electorales y derechos de autor

leave a comment »

esa propuesta la hice yo primero –dice andrés manuel cuando peña nieto propone apoyos económicos a los mayores de 65 años. también dice que peña “es un reverendo…” y hace una calculada pausa, más allá de su acostumbrado ritmo para hablar, permitiéndonos inferir lo que sigue –yo, por ejemplo, pensé ‘imbécil’– para completar: “mentiroso.” peña no aclara, dice amlo, cómo lo hará ni de dónde sacará los recursos.

peña no sólo le roba propuestas a andrés manuel. retoma alguna del partido verde –aunque ahí cabe la excusa de ser también candidato de esa otra runfla de bribones. “el partido verde ha propuesto que si las instituciones de salud del estado no tienen las medicinas que requieres, el gobierno te las pague. me parece una buena propuesta” –dice peña. por supuesto no es buena, sino otra ocurrencia populista de los seudoecologistas, como la pena de muerte a secuestradores que permutaron por cadena perpetua. “que el gobierno te la pague” es una especie de castigo a la ineficacia que podría exigir un partido que no estuviera en el gobierno pero que resulta ridícula como promesa de un candidato a la presidencia, quien debiera reorganizar las instituciones de salud pública para que eso, la falta de medicamentos o la mala atención, fuera excepción y no regla.

sabemos que tales fallas no sólo dependen de una escasez presupuestal sino, más bien, de interminables redes de corrupción que más vale no mencionar en plena campaña, no vayan a costar votos. adoptar esa propuesta no sólo resulta de la ya conocida necedad de peña sino, sobre todo, del oportunismo de sus asesores. igual pasa con aquello de reducir el número de diputados de 500 a 400 –quitando, evidentemente, diputados de representación proporcional. es una idea popular que mucho debe a la ineficiencia de nuestro poder legislativo, pero ya algunos han explicado que reducir el número de diputados plurinominales es evidentemente antidemocrático –sólo basta hacer cuentas. peña disfraza así de propuesta popular lo que realmente todos sabemos que busca: una cámara con mayoría de su partido que no objete ninguna de sus propuestas.

por supuesto peña no es el único que toma propuestas prestadas, sea de otros candidatos o partidos o “directamente” de esa quimera que se llama opinión pública. y eso no está mal. lo malo es que se repitan lugares comunes como verdades profundas o propuestas de cambio radical.

las ideas que los publicistas fabrican para los candidatos hacen pensar en aquél capítulo de mad men en el que, ante la reciente prohibición legal de anunciar los cigarros con las bondades y beneficios del tabaco, don draper propone para la campaña de los lucky strike decir, simplemente, “it’s toasted.” cuando los directivos de la cigarrera le explican que no es la única marca que tuesta el tabaco, draper responde que no importa, son los primeros en decirlo.

¿en propuestas de gobierno importa quién es el primero en decirlo o importa más quién ha pensado las políticas y la política –la ideología, pues– que cada una implican?

Written by ahgalvez

05/05/2012 at 18:10

el soundtrack de peña nieto

leave a comment »

hay cosas que, supongo, todos los partidos en cualquier lugar del mundo comparten: el espíritu de grupo, todos entonando consignas al unísono, vestidos del mismo color cuando no con ropas iguales, la euforia. son esas cosas que, al menos a mi, me cuesta trabajo compartir. no lo hago frente a divinidades extrañas –y todas me resultan así– y me cuesta incluso en un concierto de música que realmente me guste y emocione. seré asocial o casi autista, quien sabe, pero no podría sumarme a esas fiestas políticas que generalmente sólo son simulacros, tanto de fiestas como de reuniones políticas.

hoy en la madrugada iniciaron las campañas –o, más bien, reiniciaron tras la pausa impuesta por la nueva ley electoral. al menos la de vazquez mota –discreta y desangelada como parece será su tónica– y la de peña. con un espectáculo cuidadosamente planeado, todos los asistentes vestidos de blanco, leyendo un discurso sensiblero y evitando la crítica directa y puntual, apostando más bien por las propuestas y los compromisos, peña nieto prometió un cambio hacia un futuro mejor. todo muy priista, muy previsible. incluso el mal gusto.

en nuestra época globalizada donde hemos visto en la televisión las campañas de los candidatos en otros países, sobre todo en estados unidos, aunque fuere por mero orgullo propio, los organizadores locales deberían intentar unas mejoras en la calidad del espectáculo. la diferencia entre una de esas campañas gringas y lo que vimos ayer con peña nieto es, digamos, similar a la que hay entre la lucha libre de la www y la versión local de la triple a –y sí, parece que lo de josefina fue peor: como lucha de tarde de domingo en la arena revolución.

peña nieto hizo lo más que pudo para leer bien su discurso. algunas pausas donde supongo no las había y el cambio de alguna preposición que alteró el sentido de lo que decía. pero a nadie le importó. los gritos, las porras ensayadas, los vítores y aplausos, no dependían de lo que dijera sino de una emoción compartida y contagiada: venimos de regreso, piensan contentos los priistas.

al final, mientras firmaba ante notario sus tres primeros compromisos –crear una comisión anticorrupción, hacer su declaración patrimonial y eliminar a 100 diputados– en la transmisión en la red pudimos oir al hilo tres nuevas composiciones musicales dedicadas a la gloria de enrique, el candidato triunfador. parecían cantadas por grupos juveniles de esos que un productor arma con cuatro niñas medio guapas que medio bailan y no cantan y otras cuatro medio feas que medio cantan y nunca nadie conoce. música simplona de esa que tan rápido llega a las listas del top 40 como desaparece.

por supuesto un candidato no puede estar al pendiente de todos esos detalles. es más, uno que tuviera la ambición totalitaria de controlar hasta el mínimo detalle y transformar su campaña de circo variopinto en wagneriana obra de arte total, daría qué pensar. pero tras el mal gusto exhibido –sobre todo por el soundtrack, sin contar ese momento poético de “méxico es un amanecer en el campo y un atardecer en sus playas”, metáfora imposible de realizar sin helicóptero– peña nieto me gusta menos o, para decirlo claramente, me disgusta más.

Written by ahgalvez

30/03/2012 at 18:50